Deportes

Solari: “Marcos Llorente demuestra que Casemiro tiene recambio”

El técnico del Madrid elogia el profesionalismo del mediocento, que dijo que no esperaba ser titular en Roma.

El descarte de Isco Alarcón, enviado a la grada en Roma, acentuó el distanciamiento entre el jugador y Santiago Solari, un entrenador que jamás toma una decisión sin sentirse respaldado por la directiva. La dinámica es elocuente. Solari descartó a Isco para el partido de Copa en Melilla, le dio 34 minutos contra el Valladolid, 17 en Pilsen, ninguno en Vigo y 27 minutos en Eibar antes de Roma, en donde prefirió apostar por Valverde, Mariano, Ceballos, Asensio y Javier Sánchez para ocupar el banquillo, en donde no encontró hueco el malagueño, titular en las últimas dos finales de Champions y figura muy estimada por la hinchada madridista.

Puestos a desentrañar el enigma, los reporteros preguntaron a Solari si Isco había hecho algo que le molestara, como publicar una foto suya en Instagram disfrazado de calavera en la noche de Halloween, coincidiendo con el partido de Melilla. “No tengo Instagram, ni Twitter, ni Facebook”, respondió Solari, procurando una evasiva que no explicó la causa de la marginación progresiva del futbolista. “Son decisiones puntuales para momentos puntuales”.

“La titularidad o la suplencia es un problema ficticio”, exageró Solari. “Veo así el ejercicio de nuestra profesión desde que jugaba. No le doy ni más ni menos importancia que esa. Son 24 jugadores y el trabajo de los entrenadores es elegir quiénes entran primero, quiénes se visten y entran luego, quiénes se visten y no participan y quiénes van a la grada”.

La explicación al caso Isco quizás haya que buscarla en las respuestas que ofreció el entrenador cuando le preguntaron por el dignísimo papel de Marcos Llorente, que a pesar de no haber sido nunca titular ni en Liga ni en Champions esta temporada, en Roma sustituyó a Casemiro con acierto. “El partido de Marcos me alegra muchísimo”, dijo el técnico, “porque siempre se entrena bien, siempre al 100%. Es estrictamente un profesional. Un ejemplo. Y por eso le han podido ver jugar así. Me pone contento que haya demostrado que Casemiro tiene en esa posición un reemplazante específico a la altura de lo que exige esta camiseta”.

Llorente sumaba apenas 11 minutos en Liga este curso. Al salir de la ducha confesó que se llevó una sorpresa. “No me esperaba jugar hoy”, dijo.

El silencio respecto a Isco contrastó con el acento que puso Solari en el elogio de jugadores como Bale, Lucas Vázquez o Benzema sin que nadie le preguntara por el último. “El compromiso de Bale me parece que es evidente”, señaló, “sobre todo por cómo jugó en el segundo tiempo aquí. Lucas también es un reflejo de cómo se entrena. Corre sin descanso, defiende y ataca los 90 minutos… Y Karim… Karim es increíblemente generoso por cómo ayuda a sus compañeros con su juego”.

Las palabras tuvieron un tono de alivio. Si Ünder, Schlick y Kluivert hubiesen tenido un mínimo de entereza en las cuatro ocasiones que dispusieron a bocajarro, los problemas que afloraron en Eibar se habrían reproducido. Las sombras se disiparon por accidente. Cuando Fazio entregó un balón a Bale y lo dejó solo frente a su portero, Olsen, para convertir el 0-1. No pareció que este gol tuviera nada que ver con un proceso previsto, a pesar de que Solari insistió en que fue así: “Hemos sabido madurar al partido”.

Lo vio Antonio Conte desde el palco, tras unas gafas amarillas de tirador, con el interés que se espera de un técnico que estudia la materia prima que le ofrecieron y que no descarta trabajar en breve.

Fuente: https://elpais.com/deportes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *